PROGRAMA DE EXCELENCIA Y AVANCE HACIA LA EDUCACIÓN BILINGÜE

Programa BEDA

 

Programa de mejora de la enseñanza del inglés, que se lleva a cabo durante todas las etapas. Consiste en una implantación gradual de la enseñanza bilingüe. El centro prepara y encauza a los alumnos para presentarse a los diferentes niveles de exámenes de Cambridge (KET, PET, First Certificate…).

¿Cómo se consigue la implantación del programa?

Se consigue reforzando y ampliando determinados aspectos de la vida educativa lingüística del Currículo y del entorno escolar, a través de 3 PILARES BÁSICOS:

  • Incremento cualitativo y cuantitativo de la enseñanza del inglés.
  • Formación específica del profesorado.
  • Evaluación externa con Cambridge para alumnos, profesores y personal del centro.

Este programa se complementa con otros programas y actividades extraescolares para conseguir que nuestros alumnos desarrollen un buen nivel en inglés.

APRENDIZAJE COOPERATIVO

¿Qué entendemos por aprendizaje cooperativo?“No es una metodología más, es una actitud, una forma de entender la educación y una clave de lectura aplicable a nuestra propia vida”Desde el conjunto de los centros educativos La Salle, concebimos la educación como un proceso de enseñanza – aprendizaje en el que los alumnos son los principales protagonistas de su propia formación y crecimiento personal. Por tanto, nuestro principal objetivo, no solo se limita al ámbito de la formación académica, sino que nuestra ultima intención es la de gestar individuos que, el día de mañana, puedan convertirse en ciudadanos, responsables, felices y capaces de convertir nuestra realidad en un lugar mejor.En este sentido, los educadores lasalianos, nos hemos convertido en auténticos “mediadores testigo” que acompañan al alumno a lo largo de su nutrido proceso de formación personal, cultivando en ellos una auténtica “cultura de la cooperación” que sirva de piedra angular, tanto de su progreso educativo, como de sus relaciones interpersonales.Por todo ello, en nuestro centro, y como aval de un estilo de enseñanza personalizado, inclusivo y centrado en el desarrollo integral de cada individuo, hemos convertido el Aprendizaje Cooperativo en la base del modelo pedagógico implantado en la totalidad de las etapas educativas de nuestro colegio, desde Educación Infantil hasta Educación Secundaria. 

¿Cómo lo llevamos al aula?

“Más valen dos que uno solo, pues obtienen mayor ganancia de su esfuerzo. Si uno cae, lo levantará su compañero” (Ecl. 4:9-10)

En un mundo en el que el individualismo, la competitividad y el interés personal han logrado empañar buena parte de nuestra realidad, como centro educativo, sentimos la necesidad de introducir, a través de un modelo educativo válido y fiable, un cambio de paradigma que permita que nuestros alumnos de hoy puedan llegar a convertirse en unos ciudadanos del mañana justos, solidarios y entregados a los demás. De cara a la consecución de tal necesario fin, implementamos cada día el Aprendizaje Cooperativo en nuestras aulas a través de las siguientes líneas de actuación concreta:

División del alumnado en pequeños grupos de trabajo. Su requisito debe de ser buscar la mayor heterogeneidad posible como principio de riqueza, sin renunciar a la identidad personal de cada alumno al tiempo que se aspira a la cohesión de todos sus integrantes.

Asignación de “Roles” determinados para cada alumno (coordinador, secretario, portavoz, etc.), destinados a asegurar el buen funcionamiento del equipo y un adecuado clima de aula (control del tono de voz, orden, puesta por escrito de acuerdos, reparto equitativo de tareas, etc.).

Puesta en escena a lo largo de las sesiones de clase de una serie de técnicas cooperativas orientadas hacia la estimulación de la participación e implicación de los integrantes de cada equipo y siempre vinculadas al innovador horizonte abierto por las “Nuevas Pedagogías” (Rutinas de pensamiento, Razonamiento Critico, Visible Thinking, etc.)

– Salvaguardia de los principios rectores del Aprendizaje Cooperativo en el aula, como son:

– La interdependencia positiva entre los miembros de cada grupo.

– La responsabilidad personal y compartida.

– La interacción motivadora.

– Las habilidades socio-afectivas.

– La autoevaluación periódica.

¿Qué beneficios tiene en nuestros alumnos?

“Aprendemos el 95% de todo aquello que somos capaces de ensenar a los demás” (William Glasser, “Teoría de la Elección”).

Como educadores, una de nuestras mayores ambiciones es lograr el éxito y la promoción académica de nuestro alumnado. Sin embargo, tras años de apuesta por el Aprendizaje Cooperativo como hilo conductor de nuestros esfuerzos pedagógicos, hemos podido constatar que sus positivos resultados superan, con creces, las fronteras de lo estrictamente curricular.

De este modo, entre sus amplios beneficios podemos destacar los siguientes:

Potencia los resultados y el rendimiento académico.

Mejora las habilidades sociales y relaciones interpersonales no solo entre el alumnado, sino también entre el resto de los miembros de la comunidad educativa.

– Promueve la adquisición de valores de crucial importancia en nuestra sociedad, como pueden ser la empatía, la asertividad y la escucha activa.

Refuerza la motivación y las ganas de aprender del alumnado, generando un clima de aprendizaje e interés colectivo y significativo.

Incrementa la autonomía, convirtiendo al alumnado en el verdadero protagonista de su proceso de construcción de conocimientos y competencias, al mismo tiempo que facilita la inclusión y atención de la diversidad.

PROYECTO HARA: EDUCACIÓN EN LA INTERIORIDAD

Desde la realidad…

Vivimos en un mundo que avanza a gran velocidad y con mucho ruido. Los avances tecnológicos facilitan muchos aspectos de nuestra vida. En esta sociedad del tiempo libre descubrimos que nadie tiene tiempo…

Estas circunstancias y muchas más han provocado en la sociedad y en las personas una necesidad de detenerse y ver qué ocurre en el interior de las situaciones y de las personas.

Desde La Salle pensamos que, ya desde la escuela, tenemos que dar respuestas al momento que vivimos y a las situaciones venideras. En la actualidad hay voces que nos llaman a una seria reflexión sobre el tipo de educación que se da en nuestra sociedad.

 

¿Qué es lo que buscamos?

Los encuentros entre la ciencia educativa y la contemplación (como el Congreso de Washington), las aportaciones de la inteligencia emocional de Daniel Goleman, la acción educativa cotidiana y nuestra experiencia como educadores nos animan a plantearnos retos de presente y de futuro.

Nos gustaría, con ilusión, ayudar a alumnos, educadores, personal de administración y servicios y familias a desarrollar la competencia de aprender a:

  • Ser cada vez más reflexivos.
  • Optar con criterios éticos.
  • Leer la realidad desde un plano más allá de lo anecdótico.
  • Ganar en dimensión simbólica.
  • Ser capaces de integrar el silencio en nuestras visas, de manera que podamos abrirnos a la alteridad y a la transcendencia.
  • Cultivar una interioridad que nos mueva al compromiso.

En este viaje cuidaremos…

El trabajo corporal

El trabajo de las distintas técnicas corporales nos permite tomar conciencia de lo más íntimo de nosotros mismos, nos posibilita vivir con más serenidad en el “aquí y el ahora”, nos concede la oportunidad de comunicarnos con mayor calidez y calidad con cuantos nos rodean y, sobre todo, nos facilita el encuentro con el yo profundo donde se producen los diálogos más significativos y transcendentales del ser humano.

La integración emocional

Aprender a expresar nuestros sentimientos, nuestras emociones; aprender a compartir nuestras dudas, nuestros miedos; valorar nuestras potencialidades, aceptar nuestras carencias… serán algunos de los aspectos a trabajar en este apartado.

Apertura a la transcendencia

Partiendo de la experiencia interior generada a través de dinámicas, experiencias de silencio, admiración estética, cultivo de la actitud de agradecimiento, curiosidad, misterio, ejercicios sencillos de iniciación a la meditación… se intenta conducir al alumno hacia la apertura a la transcendencia.

¿Cómo queremos hacerlo?

Integrando todo esto en lo que hacemos habitualmente. Dos sesiones al mes en diferentes materias educativas. Desde los 4 a los 18 años. Posibilitando que diferentes profesores lleven adelante el plan.

PROYECTO SNAPPET

Implantado en Primaria, que con el uso de la tablet el alumno alcanza:

  • Personalización del aprendizaje
  • Atender a la diversidad de niveles en el aula.
  • Detectar y tratar necesidades educativas individuales
  • Motivación de los alumnos para aprender
  • Gamificación: La interacción con los ejercicios: una sensación de autonomía y juego.
  • Promueve la interacción colaborativa: los niños se ayudan entre ellos.
  • Optimización del tiempo del profesor
  • Permite saber con qué alumnos y en qué áreas se precisa la intervención el profesor.
  • Ahorro del tiempo para el profesor y poder dedicarlo a la atención personalizada del alumno.

En este proceso de adaptación a las demandas de la sociedad, se está desarrollando un plan de formación, de instalaciones e infraestructuras, para poner las bases necesarias que permitan una integración exitosa de dispositivos móviles en el aula en todo el centro.

PROGRAMAS LA SALLE

  1. Redes Neuronales: Este programa trabaja la estimulación neuronal con el fin de desarrollar el trabajo efectivo de conexiones neuronales.
  2. Óptimis: Programa que facilita el desarrollo de capacidades intelectuales.
  3. Crea: Es un programa que fomenta la creatividad y el pensamiento divergente.
  4. Circuitos: Programa especifico de estimulación psicomotriz.
  5. Mapping: Programa que trata la capacidad de síntesis y la elaboración de mapas conceptuales.

LECTURA EFICAZ

Lectura eficaz

La LOMCE plantea que cada centro elabore un Plan Lector que desde todas las áreas desarrolle la comprensión y expresión en los ámbitos oral y escrito. Dando respuesta a esta normativa, La Salle Antúnez plantea un Proyecto Lector como elemento dinamizador de la lectura y escritura en el centro. Dicho proyecto persigue fomentar la competencia comunicativa a través del desarrollo de la capacidad lecto-escritora del alumno así como del hábito lector. A la vez favorece el desarrollo de las demás competencias incidiendo de manera especial en la competencia de aprender a aprender.

En nuestro Proyecto Lector se integra el proyecto de Lectura Eficaz, propio de La Salle, que plantea un conjunto de técnicas y estrategias para mejorar las capacidades lectoras del alumno por medio de un libro de lectura al que va asociado un cuaderno de juegos que permiten desarrollar todas las habilidades lectoras: memoria, atención, habilidad visual, comprensión, fluidez lectora, vocabulario, memoria,…Este plan de trabajo se plantea con una metodología de 4 fases en la que la mediación del profesor juega un papel imprescindible. El proyecto de lectura eficaz se complementa y apoya en las tecnologías de la información a través del programa Havilect, un programa de ordenador con 17 juegos visuales y varios niveles de dificultad que nuestros alumnos trabajan semanalmente en los ordenadores del centro.

Por otro lado se trabaja el programa ELEVA, un programa novedoso que dota al profesorado de estrategias para fomentar una correcta lectura en voz alta mejorando la entonación, pronunciación y articulación de los alumnos a través de juegos y actividades lúdicas.

Para fomentar el hábito lector, se han dotado las clases de nuevo mobiliario de biblioteca y libros atractivos que atienden los intereses de nuestros alumnos. Además, en algunos cursos acuden familias semanalmente a realizar el servicio de préstamo de libros y a actuar como cuentacuentos.

En definitiva, pretendemos convertir a nuestros alumnos en lectores eficaces, es decir; niños que lean con fluidez, comprendan lo que lean y sean capaces de argumentar sobre lo leído.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies